lunes, 4 de enero de 2016

La cortesía y buenos modales

TEMA SOCIALIZAR EN INTERNET

La Bruyere en su definición dice: la cortesía no siempre está inspirada por la bondad, equidad, complacencia y gratitud; pero por lo menos se reviste de esas apariencias y hace parecer al hombre por fuera como debería ser por dentro.
La cortesía es como un código, que facilita las relaciones sociales, lima las asperezas y suaviza las costumbres. Es el respeto a los demás.

La cortesía innata, es mejor. La gente que la posee es la que se deja llevar por lo que les dicta el corazón, pues tener corazón es más difícil que ser cortes.
En la relación con los demás es donde se sabe el grado de madurez de una persona, y de su civilidad.

El tacto - es el refinamiento de la cortesía, de la delicadeza del alma, es el arte de evitar que los demás y uno mismo de no sentirse incomodo en toda situación difícil, o embarazosa. Quien tiene tacto no solo es un individuo amable, sino alguien que sabe no decepcionar a los demás. Es como una sensibilidad hacia los demás que les permite percibir o adivinar sus sentimientos, emplear el tono adecuado y la actitud precisa.

Tener tacto es saber evitar las palabras molestas demasiado personales, de opiniones, de poca delicadeza. Tacto es prestar dinero al amigo antes que él tenga que pedírselo.
Tacto es no contar a personas de condición modesta lo que se gasta cuando se va a un restaurante o de vacaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada