lunes, 4 de enero de 2016

El buen uso del teléfono

TEMA SOCIALIZAR EN INTERNET

El llamar ha de ser para no importunar, no llamar a una persona ni por la mañana antes de las nueve, ni por la noche después de las nueve. Tampoco durante las horas de la comida porque es de lo más seguro que su interlocutor se incomodara. Evite llamar a esas horas a menos de que esa otra persona le haya comentado de que le puede llamar en tales horas. Los domingos y días festivos (de descanso laboral) llame lo menos posible.

Use el teléfono solo para dar buenas noticias o para invitación a alguna reunión.
Pero si tuviera que hablar por alguna otra razón evite hablar desde su trabajo. Para llamar a alguna persona a su oficina, deberá hablar por la mañana cerca o después de las 10:00 y por la tarde después de las 4:00.

Antes de hacer cualquier llamada telefónica, ponga en un papel con lápiz los datos o preguntas que quiere realizar. Esto ayuda mucho a que no haya fallas ni de memoria, ni de cero objetivos.
En cuanto le contesten identifíquese con su nombre completo y claramente, y solicite por orden de importancia los datos que requiere, reciba las respuestas y anótelas y de las gracias amablemente y cuelgue.
La persona que hace la llamada es quien debe de colgar primero.
Si por alguna razón se interrumpe la comunicación será la persona quien llamo primero la que debe hacer volver a entrar en contacto volviendo a llamar.
Si usted no ha encontrado a la persona que busca, entonces a la que contesto diga amablemente que llamara a cierta hora y día o mejor aún deje un recado a la misma y su número de teléfono, y pida enseguida que se lo repita, para saber que se ha entendido bien el recado y el número.

Saber contestar un teléfono
No existe ninguna regla de buena educación que le obligue a contestar el teléfono, si la persona que llamo es cortes no esperara más de 5 llamadas para colgar. Y en cuanto a la persona quien recibe la llamada si es cortes no esperara a que el teléfono suene varias veces, contestara lo más pronto posible. Si está escuchando música apague el sonido o bájele al máximo para poder escuchar.
¿Quién habla por favor? Es una pregunta que solo debe hacerse por la persona que contesta, si la otra persona quien llama no se identifica. Es muy molesto para mucha gente que quien tenga que ser el importunado y aun teniendo que contestar a un extraño incluso se tenga que dar el nombre también.

Hay muchos errores que se comenten al hablar por teléfono como el estar estallando en risas del otro lado del teléfono, o gritar. Si es que esta con amigos deberá de ser discreto y tratar de hacer lo más breve posible la charla. Y disculparse si es que recibe muchas llamadas y esta con personas a la vez frente a usted, cada que tenga alguna interrupción. Para esto de preferencia vea el grado de importancia, pues si es que esta con gente importante apagar mejor su teléfono o no contestar. Las personas del otro lado del teléfono pueden llamar después, las personas que están con nosotros llegaron primero y muchas veces no pueden esperar.

El mantener una línea ocupada solo por charlatanería o nada importante puede ser un mal uso del teléfono y más si se está en una oficina o en una casa en la que por otro lado de esta se desea hablar por otro teléfono y la línea simplemente está ocupada, largo tiempo.

Es muy descortés y cobarde ser mal educado y grosero si se le contesta así a alguien que se equivocó y nos molestamos por ello, viendo que se puede eso hacer porque por el teléfono la gente se cree más valiente, de igual manera muchas broncas o pleitos se dan más por teléfono que en persona. A mucha gente le molesta mucho tener que usar casi todo el día el teléfono como en cuestión de un trabajo, pues las posibilidades de molestar o de importunar, o de toparse con gente descortés que al aprovecharse de la situación de lejanía quiere imponer o hasta asustar. Al igual por ser un medio de comunicación donde el lenguaje parece ser algo frio, pues no se ven los ademanes de la otra persona, o la mirada, o incluso sus facciones pues todo eso ayuda mucho a las personas a saber el grado de carácter o emoción de las personas, y sin eso todo parece ser más difícil, como a ciegas.
La persona quien comete el error de equivocarse al llamar a otro número, deberá de disculparse y no colgar bruscamente.

Sobre la indiscreción:
Trate de hablar de los problemas realmente importantes en persona y nunca los trate por teléfono, pues los problemas serios se resuelven mejor cara a cara, además de que alguien más puede interceptar la llamada telefónica pues a veces sucede y se cruzan las líneas.
El encanto personal no ejerce ningún poder por el teléfono, a menos que sea una persona sumamente educada posiblemente sí.

Jamás revele un número de teléfono que es privado de otra persona dándoselo a otros.
Si está en una fiesta o es usted el anfitrión y hay una llamada telefónica y esta es de alguien que busca a alguno de sus invitados, nunca pida la identidad de la persona quien llama si esta no la revela, simplemente pásele el teléfono a su invitado pues es seguro ya que es el invitado quien debió haber dicho que iba a estar en ese lugar a esa hora y por eso fue llamado.
Cuando el invitado haya terminado la charla no haga comentarios o preguntas sobre la misma a este. Y si es un invitado el que ha de hacer una llamada desde esa casa ajena, deberá pedir permiso primero a los dueños y abreviara la conversación lo más posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada